Cuando el río suena, impuesto lleva.

AUDIO: Parada de Postas (Onda Cero 14-agosto-2019)

Buenas tardes, Arturo,

Hoy los españoles hemos sentido como nuestra cartera se ha puesto a temblar.

El Gobierno en funciones ha tirado sobre la mesa una nueva propuesta para cobrar por el uso de autovías de titularidad estatal. Sus argumentos se basan en el coste de mantenimiento, la transición ecológica y la cohesión territorial.

Como siempre, se esgrime el argumento de que otros países europeos ya lo hacen. Esta muletilla olvida que cada país tiene sus propias características tanto en infraestructuras, como en presión impositiva. A diferencia de Europa, los principales ejes de comunicación son autovías. Disponemos de 17.163 kilómetros de vías de gran capacidad (autopistas de peaje, autopistas libres, autovías y carreteras multicarril), de las cuales más de 12.000 kilómetros pertenecen a la red de carreteras del Estado.

Hay cuatro aspectos a considerar:

• Supondrá un mayor coste fiscal, pues en ningún momento se menciona una reducción equivalente de otros tributos.

• La posible implantación de un pago por el uso de las autovías perjudicaría gravemente las exportaciones españolas, aumentando los costes de explotación de la actividad del transporte impactando en el valor final de los productos españoles.

• El sector del transporte paga 21.000 millones de euros anuales en impuestos, lo que supone una contribución «suficiente» para mantener las infraestructuras españolas.

• Esta medida supone «penalizar el uso de vías más seguras» y, por lo tanto, «puede hacer que muchos conductores, precisamente para evitar este pago por uso, se vayan a carreteras secundarias, que es donde se produce el 78% de los accidentes mortales

Resulta llamativo que las únicas propuestas que oigamos pasen por pagar más, pero que no se valoren alternativas como la racionalización del gasto público, la eliminación de partidas superfluas o la optimización de la gestión de los recursos.

Los impuestos entran en las arcas públicas y de ahí se sacan para gastar, en ningún caso hay partidas afectas directamente a gastos específicos. Con esta ocurrencia, pagaremos más y no sabremos a que se destinará.

Arturo, una vez más, los ciudadanos nos encontramos con propuestas hechas desde un despacho o un avión oficial sin tener en cuenta su impacto en nuestras empresas, la economía y, por tanto, el bienestar general.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s