Nacer y pacer.

AUDIO: Parada de Postas (Onda Cero 21-08-2019)

Buenas tardes, Arturo,

La sabiduría popular dice que “uno no es de donde nace, sino de donde pace”.

Cuando hablamos de “pacer”, lo hacemos en términos de renta neta disponible, es decir el dinero que tenemos para hacer frente a todos los gastos e inversiones que son precisos para vivir y mantener a nuestra familia.

Ya se trate de trabajadores por cuenta ajena o autónomos, la renta neta depende tanto de la base bruta, como de las cantidades que debemos pagar en concepto de impuestos, tributos y contribuciones sociales. De todos es sabido que el importe más alto corresponde a los impuestos y tributos estatales, autonómicos y locales.

Es lógico, por tanto, que las medidas de rebajas fiscales aplicadas por algunos gobiernos autonómicos y locales sean recibidas con mucho agrado por sus ciudadanos. Su renta disponible crece, su nivel de vida mejora y aumenta su capacidad de consumo e inversión. En paralelo, el mayor consumo e inversión genera más actividad comercial e industrial, favoreciendo el desarrollo económico y el empleo.

Sin embargo estas iniciativas demandadas por los ciudadanos son demonizadas y empleadas como arma arrojadiza por otras administraciones cuyo foco está puesto en el gasto público, ya sea este ineficiente, innecesario o neutro.

En muchos casos la elaboración de presupuestos públicos incrementales, sin cuestionarse la necesidad, eficacia y eficiencia del gasto, lleva a una política fiscal cada vez más agresiva. A esto hay que sumar dos factores: el aumento sistemático del empleo público que permite publicitar estadísticas de paro que esconden un reducido efecto en la generación de riqueza y la proliferación de actuaciones de los gobiernos autonómicos que inflan el gasto público para después reclamar mayor financiación y penalizar a las regiones que se centran en optimizar la gestión y favorecer los ingresos netos de sus habitantes.

Arturo, no debe sorprendernos que aumente el éxodo de contribuyentes a las zonas donde hay más y mejor pación. Hay quienes hablan de oasis fiscales, con lo que el resto se puede definir como desiertos inhóspitos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s