Corporate: arte y ciencia equilibrados.

20131208-100648.jpgLa actividad de asesorar en fusiones y adquisiciones combina lo creativo con lo objetivo sin poder prescindir de ninguno de los dos compuestos.

En los procesos de Corporate se aplican fórmulas contrastadas y métodos generalmente aceptados para la estimación de resultados y proyecciones futuras, así como para la valoración de empresas y unidades de negocio. Herramientas científicas que nos permiten aproximar una cifra orientativa.

También se emplean modelos de elaboración de planes y cuadernos de presentación, aplicando las últimas tendencias en comunicación y presentación de la información. Todo esto unido a una prospección del mercado potencial de empresas objetivo, bien sean como potenciales vendedores o compradores.

Es importante destacar que estamos ante una actividad profesional y no ante una profesión reglada. Una actividad que no tiene barreras de entrada, pues no hay exigencia de titulación o formación para ejercerla.

Las barreras que existen son de éxito y trayectoria. Es en el propio devenir del negocio donde quien ejerce la actividad es examinado por el cliente, en cuanto al contraste de su trayectoria profesional y a las operaciones realizadas, y resultan excluidas las opciones teóricas y estéticas.

No es extraño encontrarse propuestas cargadas de buenas presentaciones donde el énfasis se pone en los modelos. Modelos bien armados, y expuestos con brillantez, donde la originalidad se emplea como anzuelo. Es un, lógico, intento de convencer a la audiencia de que lo artístico se puede modelizar y relegar a un segundo plano la experiencia profesional y el escaso conocimiento de la realidad y complejidad empresarial.

En un proyecto de Corporate han de combinarse, con habilidad, los factores objetivos (valor) con los subjetivos y humanos (precio). El esfuerzo debe ponderarse, pues un exceso de ciencia (o pseudo ciencia) se enfrentará a un fracaso estrepitoso cuando afloren (y es inevitable) los elementos intangibles.

Entre esos elementos intangibles podemos citar: intenciones y expectativas de comprador y vendedor, objetivos no confesados de las partes, estructura informal de las organizaciones, experiencia en negociación del asesor, trayectoria financiera y de gestión (de empresas, no desde despachos) del profesional de la actividad, capacidad y habilidad para gestionar equipos multidisciplinares (financieros, abogados, auditores, técnicos, etc) y otros muchos factores que escapan al encasillamiento.

Como en toda actividad empresarial, no existen pócimas mágicas. Habrá quien intente venderlas y, a buen seguro, alguien que las compre. En un entorno mediático y con fácil acceso a las redes sociales, en ocasiones, se confunde lo aparente con lo profesional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s