Reactivación del turismo post COVID. Acciones, ayudas, financiación y regulación

Autor: Francisco Martín San Cristóbal (Gestor de proyectos, especializado en dirección de operaciones y relaciones corporativas )


Estamos cerca del final del estado de alarma y el gobierno ha anunciado que España se abrió al turismo el 1 de junio, aunque aún se mantiene la cuarentena de 14 días para los turistas que lleguen en avión.

Se espera un turismo no masivo. No se espera mucho. El negocio de este año será nacional. Hay que incentivarlo, atraerlo y extenderlo al turismo internacional.

El sector está pidiendo ayuda al gobierno

Apertura de corredores seguros:

Entre países, se están llegando a acuerdos bilaterales que permiten aceptar turismo de determinada procedencia de “confianza”.

En estos trámites, además, debiera estar involucrada la Unión Europea liderando la relación entre estados.

Para la apertura de dichos corredores seguros, se precisa un sistema de certificación de los espacios, las instalaciones, los medios de transporte y las actividades, en las que se asegure que se siguen protocolos adecuados para evitar el contagio.

Con ese sistema de certificación, se mejora la marca de nuestro país en el extranjero y atrae al turismo.

El ministerio de Industria, Comercio y Turismo en España ha pedido al ICTE (Instituto para la Calidad Turística en España) su colaboración en este sentido. Habiendo resultado una normativa de obligado cumplimiento y un conjunto de recomendaciones cuyo cumplimiento conllevaría la obtención de una certificación.

También en esto, la Unión Europea haría bien en el establecimiento de estándares (protocolos de entrada, medidas de seguridad, sellos y certificaciones, etc…) para facilitar los corredores seguros entre países.

 

Países como Italia, han implementado ayudas directas a familias y deducciones por gastos en turismo. Están ayudando en la renovación de inmuebles, dando dinero a turoperadores…

En Francia han dado 16.000 millones de euros a los restaurantes que son bandera de su marca internacional.

Pero quizás sean más interesantes las ayudas vía impositiva:

Alemania ha bajado su IVA en turismo desde el 19% al 7%. Cosa que se podría hacer en España pasando del 10% al superreducido del 4%.

La supresión temporal de impuestos como IBI o IAE. Incluso la eliminación de tasas turísticas, son medidas que el sector también está pidiendo.

Campañas:

La imagen que damos exteriormente debe generar suficiente confianza.

Para ello se propone el desarrollo de los puntos anteriores, de tal modo que podamos enfocar bien nuestro público objetivo (llegar a acuerdos con los países seguros y de interés), explicar nuestras medidas de seguridad (con la ley y las certificaciones) y proponer paquetes atractivos (gracias a las medidas económicas).

Países como Grecia, Portugal, Italia, Francia, Turquía… Han tomado la delantera a España, con sus bajadas de impuestos, certificaciones y creación de marca.

Las acciones emprendidas tienen un recorrido limitado_

Los ERTEs y los créditos ICO han sido un buen mecanismo que ha permitido hacer frente al circulante, pero no suficiente, porque el negocio se ha parado y no ha habido ingresos que puedan recuperarse posteriormente.

El mes de junio ya se considera casi perdido sin vuelos, sin reservas, sin acuerdos entre países… Y esos ingresos no son recuperables.

Por lo tanto, muchas empresas vinculadas al sector turístico, cuando el 1 de junio tengan que reincorporar al 100% de sus afectados por ERTE, no podrán hacerlo ya que no dispondrán de volumen de negocio suficiente para mantener su plantilla.

Si a esto le añadimos la limitación de aforo en restaurantes, bares y hoteles, es muy posible que muchos ya no puedan abrir, lo cual sería desastroso para la Marca España. O incluso que muchos ERTE se transformen en ERE.

Así pues, también se propone que los ERTEs se flexibilicen adaptándose a esta situación de reinicio gradual de la actividad. Se estima que en turismo hay entre 1 y 1’2 millones de empleados afectados y los empresarios no podrán recolocarlos a todos el 1 de junio.

Además, no se ha contado con la temporalidad de muchos negocios vinculados al turismo, con lo cual el problema puede crecer en número de afectados.

En cuanto a los créditos ICO, en un principio fue un proceso lento que ahora ya se hace con más agilidad. Los bancos lo tramitan y el ICO lo autoriza.

A diferencia de otros países de nuestro entorno que llegan al 90%, en España los bancos sólo dan un 70% u 80% de lo que se pide y el ICO ha denegado aproximadamente el 30% de las peticiones aludiendo que tuvieran pérdidas en el ejercicio anterior.

Además, estos créditos habrá que devolverlos el próximo año, pero puede que muchas empresas no puedan hacerlo, pues es posible que el turismo no se recupere tan rápido o que los ingresos no percibidos en esta época de confinamiento no se recuperen nunca.

Lo que las empresas pueden hacer

Tradicionalmente, el sector turístico en España ha sido muy competitivo, así que no hay dudas de la capacidad que tenemos para salir a delante.

Las compañías aéreas, los hoteles, los restaurantes, las tiendas… tienen cantidades enormes de costes fijos y de activos. Una de las acciones que están emprendiendo muchas compañías es la variabilización de esos costes.

Pero este cambio, conllevará también la intervención del estado, regulando e inspeccionando sobre la denominada “economía bajo demanda”. Es decir: Las empresas evaluarán qué parte del negocio pueden hacer por ellos mismos y qué otra parte puede ser subcontratada manteniendo sus estándares, plazos y precios.

La regulación deberá alcanzar temas laborales, de control del servicio, de seguridad, de privacidad…

Otra de las medidas es aumentar aún más el papel de la tecnología. Sobre ello hay mucha materia publicada, así que aquí sólo se apuntan algunas líneas:

  • descubrir cuál es tú cliente (en el caso de España, centrarse en Alemania, Inglaterra, Francia…y en alta predisposición al gasto)
  • saber dónde captarlo
  • diseñar la experiencia del cliente
  • diseñar la operación del negocio
  • implementar el cambio cultural que sea necesario en la empresa
  • disminuir el contacto
  • desarrollar la plataforma que permita combinar lo que la empresa hace y añadir lo que subcontrata.
  • y un largo etcétera.

Resumen

La reactivación de nuestro turismo requiere de diversas medidas:

Creación de pasillos verdes entre países que pueden visitar a otros países.

La Unión Europea debe ser el árbitro de esos pasillos con la adopción de estándares y protocolos.

Pero, una vez abiertos esos pasillos verdes, habrá que ayudar a las aerolíneas vía supresión de tasas e impuestos, para que no cierren destinos.

La potenciación de la Marca España es fundamental y con un mensaje añadido de “limpio y seguro”. Desarrollando protocolos y certificaciones. También la Unión Europea debiera establecer estándares en esto.

Las ayudas vía supresión o aplazamiento de impuestos para paliar los ingresos que ya se han perdido y no podrán ser recuperados.

Las ayudas directas: Por cada euro que se invierte en turismo, este genera 1’96€ para la economía. El valor del turismo en España según el World Economic Forum es el mejor del mundo. Por lo tanto, si el estado invierte en turismo, este será una fuente de recaudación para el estado.

Esto no significa la nacionalización del sector, sino el acceso a financiación más allá de ICO que está centrado sólo en el circulante.

La flexibilización de los ERTEs acompasado con el reinicio paulatino de la actividad y adaptado a los nuevos protocolos de seguridad e higiene.

Hay que seguir desarrollando tecnologías, que nos permitirán poner el foco en los que tienen más predisposición al gasto. Los hoteles para turistas internacionales de alta capacidad adquisitiva es un sector apoyado por los bancos.

Sean aviones, barcos, transporte de cualquier tipo, sean hoteles y agencias de viajes, necesitan un nivel mínimo de ocupación. No pueden estar al 30% de ocupación.

Las nuevas estructuras organizativas, las nuevas relaciones laborales y la variabilización de los costes fijos necesitarán de una regulación y una inspección por parte del estado.

Conclusiones

El turismo es un sector potente, pero vulnerable al COVID. El 30 % de quienes piensan en realizar algo de turismo, a corto plazo, no se subirá a un avión mientras no haya vacuna, pero a medio plazo esto cambiará, Ssobre todo si se ayuda con la adopción de estándares bajo el paradigma de “limpio y seguro”.

Y todas estas medidas propuestas de índole económico, regulatorio, de protocolos, etc.. nos ayudarán a estar preparados cuando eso suceda, y el turismo vuelva a ser motor económico de España.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s